Back to Top

La factura social de la maternidad

Al principio de la crisis un 62,5% disfrutaban del permiso de maternidad; en 2015 solo lo solicitaron el 58,6% en el caso de las mujeres. El miedo a perder el trabajo se encuentra detrás de una tendencia evidente:A diferencia del resto de prestaciones, la de maternidad y paternidad se ha reducido en torno 4% con la crisis

“María Teresa tiene 33 años. Se considera una alta directiva de una empresa de Alicante ciudad donde ha ido escalando puestos a un ritmo meteórico. Ahora se plantea quedarse embarazada, pero solo se lo plantea. Confiesa tener miedo a las «represalias» de sus jefes, a los que no quiere «decepcionar». También está pensando en dar a luz y no disfrutar de las 16 semanas que por ley le corresponden de permiso de maternidad «si todo fuera bien en el parto». Cree que podría armarse de fuerza gracias al apoyo de su familia y en concreto de su madre, pero esto último solo se lo plantea”

“En un momento como el actual en el que el gobierno de Rajoy acaba de ampliar de las dos semanas actuales al mes el permiso de paternidad después de que se aprobara la medida hace cinco años, coincidiendo en el tiempo con el anuncio esta misma semana de la Conselleria de Sanidad Universal de aumentar a un total deseis semanas esta prestación para sus empleados públicos varones, los datos que arroja el Instituto Nacional de Estadística sobre esta ayuda que reciben tanto madres como padres para cuidar de sus hijos apuntan a una bajada de casi cuatro puntos desde el inicio de la crisis en la provincia alicantina”

Enlace a la Noticia